Sign In

CATEDRAL DE SANTA MARIA DE LAS NIEVES

CATEDRAL DE SANTA MARIA DE LAS NIEVES

Categoría:

Product Description

CATEDRAL DE SANTA MARIA DE LAS NIEVES

La antigua iglesia de Santa María, construida después de la conquista catalana de 1235, originalmente se encontraba donde se encuentra ahora la Catedral. El edificio actual es el resultado de una serie de alteraciones estéticas y ornamentales realizadas a la iglesia según el estilo de cada período respectivo en el que se estaba ampliando o renovando.

El edificio original, de planta rectangular, solo ocupaba el área de lo que hoy es la nave central. En el siglo XIV se amplía con la construcción del ábside gótico en la parte más oriental del antiguo edificio, más allá de la línea de las murallas moriscas, cuyos restos se descubrieron en la cripta bajo el presbiterio. Además del ábside poligonal, se construyeron sacristía y campanario. El campanario se eleva sobre la primera capilla del ábside. La torre, que tiene forma de trapecio, consta de dos estructuras separadas por cornisas decoradas y en la estructura superior hay dos filas de tres ventanas apuntadas separadas por una cornisa. La torre está coronada por una estructura piramidal de cantos dentados, similar a la de otras iglesias góticas de Mallorca.

La iglesia medieval se amplió aún más con la creación de las capillas laterales de la nave. Ponç Sacoma ordenó la construcción de la primera capilla en 1388 y el resto se construyó durante el primer cuarto del siglo XVI. Durante este período, la sacristía gótica también se trasladó a un edificio exterior contiguo a la Capilla de San Miguel (La Capella de Sant Miquel).

A finales del siglo XVII, la iglesia debió estar bastante deteriorada, como señaló el obispo de Tarragona, Josep Mora en su visita a la iglesia. Parecía que el techo tenía agujeros y el pavimento estaba muy dañado debido a los constantes entierros que se realizaban en el interior de la iglesia. Esto llevó a los jurados de la Universitat (el entonces gobierno autonómico en ese momento) a plantearse la reforma del edificio, y se encargó a los maestros de obra Pere Ferro y Jaume Espinos la realización de esta obra de reforma. La obra se inició en 1712 y no finalizó hasta 1728.

Las obras de renovación no solo mejoraron las imperfecciones estructurales del edificio, sino que también modificaron la decoración interior y unificaron el estilo decorativo de las diferentes áreas y características arquitectónicas. A ambos lados de la nave se construyeron pilastras de orden compuesto con basas y capiteles con hojas de acanto y volutas, que se unían por arquitrabe, friso y cornisa superior. Sobre estas pilastras descansa la bóveda de cañón de seis cuerpos que cubre la nave central. Sobre las claves de los arcos se construyeron pequeñas bóvedas con motivos religiosos pintados. Los arcos apuntados de las capillas góticas del ábside fueron sustituidos por arcos de medio punto, similares a los de la nave. Solo se mantuvo el arco de la capilla central, que contenía el altar mayor.

La parte exterior de la puerta principal de la iglesia se modificó con la adición de varios elementos arquitectónicos neoclásicos.

En 1782, la ciudad de Eivissa se convierte en obispado y así la Iglesia de Santa María pasa de iglesia a catedral. El 5 de febrero de 1784 asumió el cargo el primer obispo de la diócesis, Manuel Abad i Lasierra, que ocupó hasta 1787.

Después del siglo XVIII, la apariencia de la Catedral sufrió pocos cambios. La obra más importante de este período fue la reforma del presbiterio en 1803, que supuso su elevación y ampliación hasta las dos primeras capillas de la nave. El altar mayor, que tradicionalmente se encontraba en la capilla central del ábside, ahora se ubica en el medio del nuevo presbiterio y el coro se ubica detrás del altar, en la capilla central.

El Museo Diocesano se encuentra en su interior.

Reseñas

There are no reviews yet.

Only logged in customers who have purchased this product may leave a review.